Como prevenir y tratar el ojo seco

Enrojecimiento, cansancio ocular o sensación de arenilla, son algunos de los síntomas del ojo seco. Un problema que puede afectar a la calidad de nuestra visión e incluso producir daños en la córnea si no tomamos medidas de prevención.

Los ojos secos

¿Qué es la sequedad de ojos?

El ojo seco es un problema ocular que se origina en la superficie de la córnea y la conjuntiva cuando no se produce lágrima o lágrima de poca calidad.

Se trata de un problema frecuente que afecta sobre todo a mujeres y que de no tratarse, podría llegar a producir úlceras en la córnea convirtiendo nuestra visión en irregular o incluso borrosa.

Entre las causas más frecuentes se encuentran el abuso de las lentes de contacto, la alta exposición frente a pantallas y los cambios hormonales propios de la edad. También hay otros factores externos que pueden incrementar los síntomas como por ejemplo, el uso de calefacción en invierno o el aire acondicionado en verano.

Síntomas de los ojo secos

Los principales síntomas de los ojos secos suelen ser:

  • sensación de arenilla o cuerpo extraño en el ojo
  • cansancio ocular
  • falta de lubricación
  • escozor
  • quemazón
  • ojos rojos
  • dificultad para parpadear

Como prevenir el síndrome de ojo seco

Una de las principales causas es la prolongada exposición frente a pantallas. Si trabajamos con ordenadores, la mejor prevención es llevar a cabo el sistema 20/20/20, es decir, 20 minutos de trabajo, 20 minutos de descanso y 20 centímetros de distancia entre nuestros ojos y la pantalla.

Según un reciente estudio realizado en España, el 50% de las personas que llevan lentillas lo hacen todos los días de la semana y el 20% entre 5 y 6 días, es decir, también casi gran parte de la semana.

Si eres usuario/a de lentillas, lo mejor es no abusar de su uso y no prolongar su vida más tiempo del recomendado, es decir, si la lentillas es mensual no la uses durante más de 30 días.

Se recomienda no llevar las lentillas durante más de 10 horas y combinar su uso con las gafas graduadas para descansar la vista, sobre todo cuando empezamos a notar alguno de los síntomas anteriormente comentados.

Para evitar posibles infecciones una de las mejores opciones son las lentillas diarias. Cada día, una lentilla nueva. No tienes que preocuparte de mantenerlas ni limpiarlas antes de ponerlas ni después de quitarlas.

Gotas humectantes para los ojos

Gotas humectantes para mejorar la lubricación y lágrimas a nuestros ojos.

Otra alternativa si no queremos prescindir de las lentillas es usar métodos de lubricación. Las gotas lubricantes son la mejor opción ya que imitan la lágrima del ojo y alivian casi de forma inmediata los síntomas del ojo seco. Hay producto que son compatibles con el uso de lentillas como por ejemplo las gotas lubricantes para ojos Systane o las gotas humectantes para ojos de Biotrue.

Por último, recomendamos seguir una dieta rica en en omega 3 y omega 6, dos de los nutrientes más importantes para el correcto funcionamiento de las lágrimas.

No lo olvidéis, la mejor cura es la prevención 😉

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *